En el Parque Natural de Somiedo

Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO

Los apartamentos

Nuestros apartamentos conservan el encanto del paisaje agreste combinado con la modernidad y el confort de nuestros días. En la decoración hemos utilizado madera, cretonas, forja, yute, bambú, etc., dando a cada uno de ellos un ambiente personal y único.

Los nombres

Siete pequeños afluentes que queremos que recorran con nosotros porque en cada uno de ellos encontrarán diferentes encantos. Todos ellos con un trato esmerado, modernas instalaciones...; dentro de su maravilloso entorno agreste, salvaje y a la vez tranquilo y sedante.

Somiedo

Su vegetación es una de la más ricas de todo el principado, mostrándose bosques de hayas, que se dan en las zonas umbrías de las laderas y entre las que se encuentran incluidas especies protegidas como el acebo y el tejo. También podemos ver robles, abedulares y carrascales.

Para su comodidad descargue nuestra app

App Store Apple
Google Play

Galería fotográfica

Estudio Regueirón

Estudio con muebles de madera totalmente decorados a mano en blanco y dorado envejecido. Tiene entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesas y sillas de bambú, con unas vistas inmejorables, consta de salón, cocina, habitación con cama matrimonial y baño.

Estudio Trescuevas

Amplio estudio con muebles de madera decorados a mano en color granate y tapizado de flores. Tiene entrada independiente a través de una terraza con vistas impresionantes amueblada con mesas y sillas de bambú. Consta de salón-cocina, habitación doble y baño completo.

Apartamento Nie

El color verde refleja el ambiente que lo rodea en todo su esplendor. Ese verde de árbol de montaña, de «prao» de Asturias, ese verdor que sólo hay en esta tierra.
Apartamento de madera decorado a mano en tonos de verde. Consta de salón-cocina, habitación doble y baño.

Apartamento Rodriguero

Todavía no estamos cansados, al revés. Todo nos invita a seguir ascendiendo. Estamos en el «RODRIGUERO». Apartamento decorado con muebles de madera maciza, tallados. Consta de salón-cocina, habitación con cama matrimonial y baño.

Estudio Borbolla

Acabamos de respirar un oxígeno tan puro que nos anima a seguir. El sol refleja en el agua de una manera inigualable hasta en días nublados. Entre estos mágicos parajes llegamos al «BORBOLLA». Estudio decorado con muebles de forja y yute. Tiene entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesa y sillas de bambú.

Estudio Senras

El azul del cielo se une al azul del agua que proyecta la luz última, al final de la escalinata empedrada. Hemos llegado al «SENRAS». Estudio de madera decorado y tapizado a mano en tonos azules. Entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesa y sillas de bambú.

Apartamento Gelana

El final del viaje ha llegado. Éste es el gran colofón de nuestro viaje, no se lo pueden perder. Estamos en el «GELANA». Apartamento abuhardillado decorado con muebles de madera y forja color dengue. Entrada independiente a través de pequeña terraza que comunica con escalera de caracol. Consta de salón-cocina, habitación con cama matrimonial de dosel y baño.

Recepción

Nuestros apartamentos conservan el encanto del paisaje agreste combinado con la modernidad y el confort de nuestros días. En la decoración hemos utilizado madera, cretonas, forja, yute, bambú, etc., dando a cada uno de ellos un ambiente personal y único.

Datos prácticos

Apartamentos turísticos La Güérgola

Edificio construido en piedra y madera, materiales nobles por excelencia. Cuenta con maravillosos ventanales desde los que se puede ver este entorno inigualable.

Nuestros apartamentos conservan el encanto del paisaje agreste combinado con la modernidad y el confort de nuestros días. En la decoración hemos utilizado madera, cretonas, forja, yute, bambú, etc., dando a cada uno de ellos un ambiente personal y único.

Capacidad

7 casas (14 plazas): 3 habitaciones dobles, 4 habitaciones de matrimonio, 7 sofás cama, 3 camas supletorias, 7 baños.

Características

  • Exterior: muebles de jardín, terraza.
  • Idiomas: español.
  • Interior: biblioteca, calefacción, cocina, colección de juegos, comedor, DVD o vídeo, microondas, sala de estar, televisión.
  • Servicios: cuna disponible.
  • Situación: en el casco urbano, montaña.

Surgimos de la montaña, como la güérgola nacemos con su mismo sentimiento de armonía y libertad.

La limpieza de sus aguas y su trasparencia se refleja en nuestros sentimientos hacia los visitantes de nuestra «Güérgola».

De su armonía salvaje, de sus pequeñas y ruidosas cataratas y de su escalinata remota y antigua que desemboca en un paisaje de cuento, surgió esta idea.

A lo largo de este recorrido hay 7 pequeños afluentes que queremos que recorran con nosotros porque en cada uno de ellos encontrarán diferentes encantos. Todos ellos con un trato esmerado, modernas instalaciones...; dentro de su maravilloso entorno agreste, salvaje y a la vez tranquilo y sedante. Ahora pasamos a presentarles esta pequeña caminata con 7 PARADAS ESPECTACULARES:

1. REGUEIRÓN:
  • Llegamos a este precioso desfiladero y después de impregnarnos de un maravilloso aire puro y una magnífica sensación de paz nos introducimos en su mundo.
  • Pisamos la antiquísima escalinata de piedra y ascendemos por ella hasta encontrar el primer afluente, «REGUEIRÓN».
  • Estudio con muebles de madera totalmente decorados a mano en blanco y dorado envejecido. Tiene entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesas y sillas de bambú, con unas vistas inmejorables, consta de salón, cocina, habitación con cama matrimonial y baño.
2. TRESCUEVAS:
  • Seguimos por la ladera y la ascensión nos lleva al segundo afluente mientras vamos admirando un paisaje que no nos podíamos imaginar tanto en invierno como en cualquier estación y tiempo. Se llama «TRESCUEVAS».
  • Amplio estudio con muebles de madera decorados a mano en color granate y tapizado de flores.
  • Tiene entrada independiente a través de una terraza con vistas impresionantes amueblada con mesas y sillas de bambú. Consta de salón-cocina, habitación doble y baño completo.
3. NIE:
  • Llegamos ahora al más chiquitín. Su nombre es "NIE".
  • El color verde refleja el ambiente que lo rodea en todo su esplendor. Ese verde de árbol de montaña, de «prao» de Asturias, ese verdor que sólo hay en esta tierra.
  • Apartamento de madera decorado a mano en tonos de verde. Consta de salón-cocina, habitación doble y baño.

4. RODRIGUERO:

  • Todavía no estamos cansados, al revés. Todo nos invita a seguir ascendiendo. Estamos en el «RODRIGUERO».
  • Apartamento decorado con muebles de madera maciza, tallados.
  • Consta de salón-cocina, habitación con cama matrimonial y baño.
5. BORBOLLA:
  • Acabamos de respirar un oxígeno tan puro que nos anima a seguir. El sol refleja en el agua de una manera inigualable hasta en días nublados. Entre estos mágicos parajes llegamos al «BORBOLLA».
  • Estudio decorado con muebles de forja y yute.
  • Tiene entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesa y sillas de bambú.
6. SENRAS:
  • El azul del cielo se une al azul del agua que proyecta la luz última, al final de la escalinata empedrada. Hemos llegado al «SENRAS».
  • Estudio de madera decorado y tapizado a mano en tonos azules.
  • Entrada independiente a través de una terraza amueblada con mesa y sillas de bambú.
7. GELANA:
  • El final del viaje ha llegado. Éste es el gran colofón de nuestro viaje, no se lo pueden perder. Estamos en el «GELANA».
  • Apartamento abuhardillado decorado con muebles de madera y forja color dengue.
  • Entrada independiente a través de pequeña terraza que comunica con escalera de caracol. Consta de salón-cocina, habitación con cama matrimonial de dosel y baño.
Actividades

Las posibilidades para el visitante son muy variadas.

  • Existen muchas rutas perfectamente señalizadas que recorren las distintas brañas, lagos y montañas que se pueden hacer a pie, en bici de montaña o a caballo.
  • La caza, la pesca o el esquí de fondo son también actividades comunes en Somiedo.
Lugares de interés

En Pola de Somiedo se encuentra el centro de recepción e interpretación del Parque Natural de Somiedo, en el cual se puede visitar una exposición permanente sobre el parque.

También se encuentra la oficina de información turística abierta todo el año y en la cual pueden recibir todo tipo de información sobre rutas, alojamientos, etc.

Parque Natural de Somiedo

En 1988 se declara Parque Natural, siendo el primero en Asturias en ser considerado con esta categoría, una decisión que pretendían conseguir diversos de objetivos:

  • Conservación de sus ecosistemas, hábitats y especies.
  • Mantenimiento del patrimonio etnográfico y la actividad agropecuaria compatible con su conservación.
  • Mejora de la calidad de vida de sus habitantes.
  • Promoción de los valores naturales y culturales del Parque por parte de la comunidad científica, la administración, la población local y foránea.

El hombre ha sabido comprender a la naturaleza del Parque de Somiedo y ésta le ha devuelto sus cuidados manteniéndose apenas sin modificar a lo largo de los siglos, siendo, aún hoy, un ejemplo de convivencia y completa integración.

El Parque Natural de Somiedo se extiende por cinco valles: Saliencia, Valle del Lago, Puerto y Pola de Somiedo, Perlunes y Pigüeña y sus cinco ríos con los que comparten nombre.

De su paisaje, destaca la belleza de los lagos, situados al sur del concejo de Somiedo, en lo alto de las Cordilleras que separan Somiedo de León: los tres pequeños lagos de Saliencia; el Lago del Valle, con su islote característico, es el mayor lago de Asturias, con un promedio de radio de 280 metros y un calado medio de 10 metros, aunque en algunas zonas alcance los 50. Le siguen las escondidas Lagunas de El Páramo, entre los valles de los ríos Somiedo y Pigüeña.

Es uno de los paisajes más accidentados de Asturias, por sus desniveles desde los 400 a los 2.200 metros. En el conjunto destacan valiosas características geológicas, por su gran variedad de materiales: calizos, silíceos, areniscos..., que provocan espectaculares formas kársticas. Valles espolvoreados de minerales como el hierro, depósitos de arsénico, mercurio, plomo, mármol y granito. Un espacio de contrastes entre de cumbres y depresiones, que muestran la huella de los movimientos tectónicos sufridos en sus numerosos cabalgamientos, fallas y pliegues.

A lo largo de toda su extensión, se encuentran brañas con fértiles pastizales donde se pueden contemplar, no sin dificultad, las famosas "cabanas" de teito de escoba, cabañas de piedra y techumbre de escobas y piornos, utilizadas por los vaqueiros de alzada y los ganaderos de las montañas como refugio. Actualmente existen más de 500 cabañas distribuidas por todo el Parque. En sus alrededores se desarrolla, aún hoy, el trasiego de reses en busca de los mejores pastos.

Las temperaturas medias anuales de la zona se sitúan en torno a los 9°C en los fondos de los valles, mientras que en cotas superiores, este parámetro desciende aproximadamente a razón de 0'5°C por cada 100 metros. Las nevadas son frecuentes en los meses invernales por encima de los 1.200 metros; los meses más fríos son enero y febrero, y los más cálidos, julio, agosto y septiembre, y es considerable la diferencia de temperatura entre ambos periodos, rasgo típico del clima continental.

Localización

El Parque Natural de Somiedo se encuentra situado en el sector meridional de Asturias, en los límites entre las zonas de montaña central y occidental, comprende el concejo de Somiedo.

Reserva de la Biosfera

Flora

Una buena parte de la zona se encuentra cubierta por diferentes tipos de bosques, montes, brañas, pastos en la ladera baja y terrenos de siembra en perfecta armonía con el entorno. La principal zona boscosa se halla en el valle de Saliencia, en la ladera del Coto y en el valle del Pigüeña.

Básicamente, se trata de bosques caducifolios, salvo algunos enclaves con encinares de las zonas bajas. Las formaciones forestales que ocupan mayor extensión son los hayedos, seguidos por robledales, encinares y abedulares.

También se localizan aquí diferentes tipos de vegetación azonal y turberas de gran interés. Una característica de estos bosques es la considerable densidad de arbustos, lo que indica una mínima degradación del entorno. Es asimismo, lugar de abundante y exquisita flora, representada por la gayuba, el gamón, los matalobos amarillos y azules y la hierba del viento. Es destacable la flor típica de Somiedo, Centaurium Somedanum.

La calidad de las aguas de los ríos da paso a la formación de sorprendentes bosques riparios, dotados de un ecosistema privilegiado entre el bosque acuático y el terrestre.

Fauna representativa

El Parque acoge a más de 100 especies de aves: el mirlo común, la lavandera cascareña, el martín pescador... algunas viven a las orillas de los ríos, salpicados por el ruido de las truchas, muy abundantes en esta zona; y en las cumbres y zonas altas de Somiedo, destaca la presencia del urogallo y el águila real.

Todos los grandes mamíferos de la Cordillera tienen cabida en Somiedo, siendo especialmente relevante la presencia del oso pardo.

Depredadores como el lobo y el zorro y otros carnívoros como la nutria, el tejón o el gato montés se reparten el territorio, hasta las zonas más bajas de los ríos, con urogallos y cerca de 20 especies de anfibios y reptiles entre los que destacan la salamandra rabilarga, el tritón ibérico y la víbora de Seoane.

Comarca del Camín Real de La Mesa

El área denominada Camín Real de la Mesa ocupa el territorio comprendido entre las cuencas de los ríos Pigüeña y Trubia. El Camín Real de la Mesa fue el principal eje de comunicación con la meseta en la Edad Media y esto ha marcado la identidad de sus pueblos, sus paisajes, su cultura, sus costumbres y tradiciones. En esta zona encontramos el refugio del Oso Pardo asturiano, el Parque Natural de Somiedo y los Paisajes Protegidos de la Sierra del Aramo y de Peña Ubiña, que constituye, tras los Picos de Europa, el principal sistema montañoso de la Cordillera Cantábrica. Con una gran tradición de mercados medievales, es tierra de amplios bosques y riqueza de minerales.

Descripción de la Ruta 1
  • Partimos de Trubia y la AS-228 nos lleva a Santo Adriano, Tuñón, Proaza y Caranga. Desde esta última localidad, tomamos la AS-229 que nos conduce a Aciera, Arrojo, Bárzana, Llanuces y al alto de La Cobertoria.
  • Entre Bárzana y Llanuces también podemos coger un desvío a la derecha para visitar Santa Marina y los valles de Ricabo y Lindes y acceder al Macizo de Ubiña.
Ruta 1
Trubia • Proaza • Quirós

Iniciamos la ruta en Trubia, en el concejo de Oviedo, donde se encuentra la Fábrica Nacional de Armas, fundada en 1974. Atravesamos el pequeño concejo de Santo Adriano, paraje de especial belleza y accidentada orografía definida por la cuenca del río Trubia. Encontramos el desfiladero de Las Xanas, famosa ruta de montaña, declarada Monumento Natural. Más adelante, entre bosques de robles y hayas, se extiende la senda del Oso, magnífica ruta que sigue el trazado de un antiguo tren carbonero. En Tuñón podemos visitar la iglesia de Santo Adriano, fundada en 891 por Alfonso III y espléndido ejemplo del prerrománico asturiano.

La siguiente parada en nuestra ruta es Proaza, con su torre medieval de planta circular y la casona-palacio de los Tuñón (s. XVIII). Este asentamiento se remonta a la prehistoria y se conservan restos de castros en todo su territorio. Es obligado visitar la Casa del Oso, en la antigua rectoral rehabilitada para tal uso, y el cercado en la propia senda, donde dos ejemplares, Paca y Tola, conviven y muestran en vivo las características de esta especie protegida.

Atravesamos el desfiladero de Peñas Juntas, para continuar hacia el concejo de Quirós. Tras pasar Caranga y el embalse de Valdemurio, a nuestra izquierda encontramos el pueblo de Aciera, cuyas laderas de caliza son un paraíso para la escalada. Un poco más adelante, si nos desviamos a la izquierda encontraremos el Monumento Natural del Tejo de Bermiego, situado a las afueras de la localidad del mismo nombre, junto a la iglesia de Santa María, por lo que popularmente se le conoce como “Teixu l’iglesia”. Visitamos ahora Arrojo y su iglesia románica.

Seguimos por el cauce del Trubia, pasando por Bárzana (en donde se encuentra el Museo Etnográfico de Quirós y Comarca) y Santa Marina, hasta Cortes, localidad que alberga la casa natal de San Melchor de Quirós. Otra parada en el camino es el alto de La Cobertoria, con impresionantes vistas y restos de una necrópolis megalítica, desde donde se puede acceder al Gamoniteiro de 1.800 m de altitud.

Descripción de la Ruta 2
  • Iniciamos el Itinerario en Entrago. A un kilómetro, por la AS-228, llegamosa La Plaza y a continuación a SanMartín, desde esta localidad podemos seguir hasta el puerto de Ventana o tomar el desvío hacia Villanueva y La Riera. La AS-227 nos llevaen una hora a Pola de Somiedo,antes de llegar, un desvío a la izquierda nos conduce a Torrestío y desdela misma Pola podemos acercarnos a Valle del Lago.
  • De nuevo en La Riera circulamos por la AS-227 en dirección norte a Aguasmestas, Belmonte, y enlazamos conla AS-15 hasta Cornellana.
  • A Grado llegamos en menos de 10 minutos por la N-634. Después, siguiendo por esta carretera, nos desviaremos a la izquierda para acceder por la AS-235 a Grullos y a Santullano.
Ruta 2
Teverga • Somiedo • Belmonte • Salas • Grado • Candamo • Las Regueras

Rodeado por el cordal de La Mesa y la sierra de Bobia, el concejo de Teverga goza de clima agradable y alberga un bosque autóctono de robles, castaños, avellanos, fresnos y hayas. Aquí se encuentra el Parque de la Prehistoria, que alberga las réplicas de algunas de las más relevantes muestras del arte parietal paleolítico de Europa, creado con el doble objetivo de divulgar y proteger el frágil patrimonio de incalculable valor cultural del que nos dejaron numerosos testimonios nuestros antepasados; por esta zona también se extiende la Senda del Oso, sobre el río. Próximamente está prevista la apertura del Centro de Interpretación del Parque Natural de Las Ubiñas. Además, se pueden contemplar restos de una antigua calzada romana. La visita por tierras teverganas debe iniciarse en Entrago, en el cruce con la carretera que va a La Plaza, donde se encuentra el palacio de los Condes de Agüera. En La Plaza encontramos la colegiata de San Pedro de Teverga (s. XI) y en San Martín, un poco más adelante, el palacio de Valdecárzana, casa solariega de la familia Fernández de Miranda (s. XVII). Podemos continuar subiendo el puerto de Ventana, en dirección a León y contemplar Peña Ubiña (2.417 m.), la cumbre más elevada de la cordillera Cantábrica.

Si seguimos por San Martín hacia Villanueva, iniciamos allí la subida del puerto de San Lorenzo, límite con el concejo de Somiedo. Atravesamos la braña La Tuiza, donde apreciamos la forma tradicional de cubrir las construcciones de alta montaña con escoba (teito). Por este puerto pasaba el Camino Real de La Mesa, importante vía de comunicación con la meseta hasta el siglo XIX.

Situado en el centro de la cordillera Cantábrica, el Parque Natural de Somiedo tiene una extensión de 283 km2 y es un territorio muy montañoso, con algunas cumbres que superan los 2.000 metros de altitud, como el Cornón, Peña Orniz y los Picos Albos. Desde La Riera podemos llegar hasta Pola de Somiedo, capital del concejo, o hasta Belmonte no sin antes visitar el valle del Pigüeña, que se extiende desde Aguasmestas hasta Villar de Vildas. En esta última localidad se inicia la excursión a la braña de La Pornacal, donde se puede ver un conjunto muy bien conservado de teitos. Esta ruta puede hacerse a pie desde el pueblo.

Más adelante, cerca de Pola de Somiedo, nos adentramos por el cauce del río Saliencia hasta este pueblo, desde donde se continúa hasta el puerto de La Mesa, y a la collada de La Farrapona. Desde aquí se inicia el descenso a la localidad de Torrestío, ya en tierras de León, y arranca la ruta hacia los lagos de La Cueva, Lago de Calabazosa (Lago Negro) y Lago Cerveriz. Un poco más adelante podemos acceder a la aldea de Valle del Lago, desde donde accedemos al Lago del Valle, a 1.570 m de altitud y el más grande de Asturias.

El siguiente alto en la ruta es Belmonte de Miranda, concejo accidentado y abrupto encajado entre Pigüeña y pequeños afluentes del Narcea, que aún conserva intacta su masa arbórea. En su territorio hay vestigios de la calzada romana que comunicaba con la meseta y aún hoy se están explotando sus importantes reservas auríferas. En Belmonte podemos visitar la iglesia de San Andrés de Agüera (s. XVI y XVII) y la casa–palacio de los Cienfuegos.

Tras parar en el monasterio de San Salvador (Cornellana, concejo de Salas), fundado en 1024, continuamos por el alto de la Cabruñana, donde podemos desviarnos por una carretera que sale a mano derecha, hacia El Fresno, donde se encuentra el Santuario de El Fresno, de gran devoción popular. Llegamos a la villa de Grado, conocida por sus mercados agrarios y por ser el punto de partida de Camín Real de Mesa. Regada por el Cubia y el Nalón, allí se dan cita importantes fiestas como la Primera y Segunda Flor, Santiago y Santa Ana y mercadones.

En la Villa podemos admirar el conjunto Histórico-Artístico formado por el Palacio de MirandaValdecarzana (s. XVII-XVIII) y la Capilla de los Dolores (hermosa obra barroca del s. XVIII), interesantes palacetes indianos (El Capitolio, El Calabión, La Quintana, ...) restos de la Muralla Medieval (s. XIII), la Fuente de Arriba o Pilón, el Crucero, que refleja el paso del Camino de Santiago por Grado y un excelente Museo Etnográfico.

En el concejo de Candamo, conocido por sus exquisitas fresas, destacan las pinturas parietales de la cueva de la Peña, en San Román declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde también es posible visitar el palacio Valdés–Bazán o la Torre (s. XVII). En la capital, Grullos, encontramos el palacio de los Cañedo y en Cuero, el de los Flores Valdés.

En Santullano, capital del concejo de Las Regueras, visitaremos el palacio de Viado. Para finalizar esta ruta, hacemos una parada en Nora para ver la iglesia prerrománica de San Pedro de Nora. Las Regueras ofrece muchas posibilidades para los amantes de la naturaleza y para los apasionados del cicloturismo y del senderismo.

Ruta Brañas de Saliencia

Las brañas o poblados altos de verano con las características cabañas de cubierta vegetal (evolución directa de las casas de los castros astures), son una de las señas de identidad del Parque Natural de Somiedo (MAB). Esta ruta transita por un buen número de las situadas en el Valle de Saliencia, uno de los cinco que conforman este privilegiado espacio.

Horario:
  • 4 – 5 horas ida. Al tratarse de una travesía es necesario cruzar un coche en cada extremo (unos 8 Km de distancia) o buscar un medio de transporte para volver.
Acceso:
  • Desde Oviedo por la A-63 tomar la dirección Grado - La Espina. A la altura de Cornellana tomaremos la AS-15 en dirección a Cangas del Narcea, que abandonaremos para seguir por la AS-227 en dirección Somiedo y poco después de la central eléctrica de La Malva de nuevo a la izquierda para entrar en el Valle de Saliencia hasta la localidad de Arbeyales, desde donde partiremos.
Lugares de interés:
  • Pola de Somiedo (Somiedo). Ruinas del Castillo del Alba. Centro de Recepción del Parque Natural de Somiedo. Palacio de los Flórez Estrada (s. XV). Museo Etnográfico de Somiedo.
  • La Malva (Somiedo). Central Hidroeléctrica (1917). Patrimonio Industrial.
  • La Peral (Somiedo). Mirador del Príncipe.
Descripción de la ruta:

Desde Arbeyales tomaremos el camino que en Las Piedras dirección N asciende paralelo al curso del río Regueiru de Murias. El empinado camino va empedrado hasta atravesar la hoz de La Güérgola, después de la que, tras cruzar un puente, encontraremos una bifurcación. Nosotros tomaremos el ramal de la derecha que nos lleva directamente a las brañas situada entre el Camino Real de La Mesa, que transcurre más arriba en la falda de Peña Prieta, y el valle de Saliencia, de donde hemos partido.

La primera braña que nos encontraremos es la de Ordiales de Arbeyales, desde donde la vista del valle ya ha ganado considerable perspectiva. El camino sigue a media ladera en dirección E y tras vadear el Regueiru de Castro y pasar al lado de dos abrevaderos, nos lleva a la braña de Culiao. La ruta sigue hasta la braña de Ordiales de Éndriga, desde la que se visualiza perfectamente el modelo de valle glaciar al que responde el de Saliencia.

Por el mismo trazado, el último tramo de nuestro recorrido vadea el Regueiru de Borbolla y nos lleva a la Modera de Saliencia, última de las brañas de ésta ruta, desde la que descenderemos hasta la aldea de Saliencia, final del trayecto.

La Prehistoria

Los restos más antiguos de presencia humana en Asturias tienen alrededor de 200.000 años y corresponden al neandertal de Sidrón.

Con el Homo Sapiens aparece una nueva forma de comunicación: la expresión artística. La cueva de Tito Bustillo es uno de los mayores exponentes mundiales de este arte del Paleolítico Superior y donde se ha hallado el que posiblemente sea uno de los primeros mapas de la Humanidad.

Hacia el 9.000-8.000 a.c, con la retirada de los fríos se produce el abandono de las cuevas.  En la costa se localiza una cultura epipaleolítica propia: el Asturiense, que conseguira con el “pico asturiense” más metros de filo por kilo de piedra que ninguna otra.

Con el Neolítico aparecen la agricultura y la ganadería. Son numerosos los dólmenes y túmulos (megalitos) de esta época, vinculados al control del territorio y a nuevas prácticas funerarias. El uso de los metales empieza a generalizarse.

Sobre el sustrato precedente se producen influencias indoeuropeas, con predominio de elementos célticos. La Edad del Cobre, Edad del bronce y Edad del Hierro, asisten al nacimiento de los castros, de los cuales se contabilizan más de 300 en la región, algunos anteriores al siglo VIII a.c.: Coaña, Sanchuis, Chao San Martín, Noega…Paralelamente, el territorio pasa a formar parte de las culturas del Arco Atlántico.

La romanización

Durante los años 29-19 a.c. tiene lugar el Bellum Asturicum, las guerras de los ástures contra Roma. A partir de este momento, además de restos arqueológicas disponemos de fuentes literarias de autores grecolatinos para el conocimiento de nuestra historia.

El proceso de romanización será lento y menor que en otras provincias del Imperio, aún así tenemos fehacientes pruebas en las Termas romanas de Gijón, la villa de Veranes o la villa de Valduno (Las Regueras).

El Reino de Asturias

En el siglo V los visigodos entran en el escenario ibérico, pero no será hasta el siglo VIII con la fundación del Reino de Asturias, cuando se vuelva a ocupar un papel protagonista. Este Reino, cuya legitimación se establece con la batalla de Covadonga, llegará a ser el de mayor extensión de Hispania, traspasando las fronteras del Duero y liderando la Reconquista. El Arte de la Monarquía Asturiana, (Santa Mª del Naranco, San Miguel de Lillo, San Salvador de Valdediós y un largo etcétera) también conocido como Prerrománico Asturiano, rescatan para nuestros días el esplendor alcanzado.

Las continuas rebeliones de los condes asturianos protagonizarán la Edad Media, hasta que en 1388 se instituyen el Principado de Asturias, adscrito al primogénito heredero de la corona castellana con el fin de someter al territorio bajo su jurisdicción, y. la Junta General del Principado.

La Ilustración

El hecho cultural de mayor trascendencia, durante los siglos XVI y XVII será la creación de la Universidad de Oviedo. Durante el XVIII Asturias dará nombres importantes a la Ilustración en todos los ámbitos, entre los que destaca Jovellanos. También será la primera región que se levante contra los franceses en 1808.

La economía

En Asturias, como en España, hasta bien entrado el siglo XIX, la fuente principal de alimentación será la agricultura, complementada con la caza y la pesca. Comercio, artesanía e industria, irán dedicados al consumo interno de la región. La introducción del maíz y la patata procedentes de las Américas, paliaran las frecuentes hambrunas y permitirán el crecimiento demográfico.

El mantenimiento de una agricultura tradicional, basada en el minifundio y el arrendamiento, frenará la industrialización de la región durante el XIX. A mediados de este siglo comienzan la especialización ganadera y la extracción de carbón. El siglo XX apunta un doble proceso desde sus inicios: la despoblación del campo y la superpoblación del centro alrededor de las ciudades y núcleos industriales. Paralelamente la emigración será un fenómeno incesante.

El siglo XX

Dentro del contexto histórico mundial y en el marco de la II República, tendrá lugar la Revolución de Octubre del 34, que dejará tras si una cruenta represión y servirá de ensayo a los militares para el Golpe de Estado de 1936. Al finalizar la Guerra Civil, muchos de los republicanos que no pudieron huir por mar se echaron al monte. Estas guerrillas mantendrían la lucha contra la dictadura de Franco hasta finales de los años 40.

A partir de 1950 el régimen inicia una cierta apertura económica. ENSIDESA se funda en 1957 y HUNOSA poco después. Por estas fechas nacen en Asturias las primeras Comisiones Obreras de España y se inicia un periodo de huelgas y conflictividad que durará hasta la caída del dictador.

El paso a la democracia se caracterizará por la acumulación de problemas económicos, derivados de la crisis mundial de los 70. La entrada de España en la Comunidad Europea en 1986 supondría un ajuste traumático de la economía regional y traerá consigo la reconversión en los sectores agrícola, minero, lechero, siderúrgico, pesquero y naval. Los Fondos Estructurales contribuyeron a menguar los efectos del proceso transformador.

Veinte años después son tantos los ámbitos donde empieza a despuntar la economía como los riesgos que acompañan al despegue. De la tradición a la modernidad, de lo público a lo privado, de lo grande a lo pequeño, el ajuste demográfico y el dinamismo empresarial son las bazas para el futuro.

Visita virtual con Street View

A la derecha Apartamentos turísticos La Güérgola

Mapa de situación